fbpx

La sociedad cambia continuamente y la manera de trabajar ha dado un giro de 180º en muchos sectores tras el pasado año 2020 y su tan hablada pandemia mundial.

“Reinventarse o morir” ha sido la estrategia de muchos negocios durante estos meses y la búsqueda de nuevas formas de trabajo.

Por ejemplo, la Oficina Virtual que es un servicio al que muchas empresas están recurriendo para seguir con su negocio.

Coworkings y centros de negocios ofrecen a sus clientes este servicio a precio muy económico, e incluso en forma de “packs” con otros servicios complemtentarios.

 

¿Qué es una oficina virtual?

Una oficina virtual es un espacio virtual donde  llevar a cabo actividades parecidas a las de una oficina convencional, pero sin los gastos que mantener un local físico supone.

 

 

¿Para qué sirve?

Las oficinas virtuales te ofrecen la posibilidad de tener una dirección comercial de prestigio y dar una mejor imagen a tu empresa cuando la llevas desde casa, o desde una ubicación poco conocida.

Los centros de negocios o coworkings ofertan oficinas virtuales con el objetivo de minimizar los costos de estructura de una multinacional, de la pequeña y mediana empresa, de emprendedores o autónomos.

Gracias a la domiciliación de sociedades, se pueden reducir los gastos iniciales de una oficina física, que pueden llegar a ser muy elevados.

El servicio virtual no tiene fronteras. Cuando una persona utiliza este tipo de servicio puede, sin problemas, conducir su empresa desde otro país. Es muy buena opción para expandir tu empresa a nuevos mercados sin arriesgar capital con la creación total de la empresa.

 

Ventajas de una oficina virtual

Las ventajas de alquilar una Oficina Virtual son evidentes, aunque a veces sólo la domiciliación comercial o fiscal no es suficiente. Por ello, suele haber diferentes packs que incluyen más servicios, como, por ejemplo, el uso de espacios de trabajo, la gestión de correspondencia y paquetería y/o de secretaria? 

También tenemos que tener en cuenta en qué centro o localización posicionar nuestra empresa, ya que dependiendo de nuestro cliente objetivo nos interesará más una localización u otra.